El mes pasado me llamó María, que quería regalarle mis servicios a su hija por su cumpleaños. Se lo había pedido ella porque había visto mi sitio web y le había gustado. Me dijo María que le hiciera un presupuesto y se lo mandara a ella directamente.

Entonces hablé con la cliente y me contó que trabajaba muchas horas, que tenía demasiada ropa y un hijo de un año. No se sentía capaz de afrontar ella sola el orden y tampoco tenía mucho tiempo.

Me mandó fotos porque vivía en otra ciudad y me dijo que le interesaba sobre todo su armario, su despacho y la cocina.

Al final terminamos ordenando toda la casa.

Casi nunca hago fotos del “antes”. Unas veces porque se me olvida y la mayoría, por respeto. Aunque hasta ahora siempre me han dado permiso para hacer fotos y publicarlas en las RRSS, sin nombrar al cliente. Pero no me gustaría que la gente que viera fotos de espacios desordenados, juzgara al cliente, aunque nunca sepa quién es.

Detrás del desorden y la acumulación, siempre hay mucha historia, sufrimiento, circunstancias dolorosas, falta de tiempo…

En este caso empezamos por su ropa. Sacamos todo y repartimos en cuatro lotes:

  • Para el punto limpio porque estaba en mal estado.
  • Para devolver a su dueño o regalar
  • Para probarse porque pensaba que ya no le servía.
  • Lo que se quedaba en el armario.

Siempre aconsejo poner todas las perchas iguales. En concreto unas que son finitas y de imitación de terciopelo.

Ella ya tenía casi toda la ropa en estas perchas. Las demás eran de madera y no hicieron falta. Así que las metimos en una caja y fueron al trastero.

El resultado fue un armario mucho más despejado. Lo ordenamos también por colores.

Después continuamos con el doblado vertical de camisetas, pañuelos, bufandas, ropa interior y vaqueros.

A continuación las joyas y abalorios. Los tenía repartidos por distintos sitios: mesilla de noche, cajones de la ropa, meceser de viaje…

Se desprendió de bastantes que ya no le gustaban o estaban en mal estado y pusimos todos en este armario joyero.

Los zapatos ya los tenía ordenados en cajas, pero también se deshizo de algunos que no se ponía o estaban muy desgastados.

Lo siguiente fue la ropa del bebé. Fue lo que más le gustó a su madre. Pero se me olvidó hacer fotos.

El segundo día hicimos los baños, la cocina y los productos de limpieza. Y como siempre, retiramos medicinas caducadas, fiambreras sin tapas, tapas sin fiambreras…

Y descubrimos productos repetidos guardados en distintos armarios.

El tema de las fiambreras, tapers o como se los quiera llamar, daría para una tesis.

A mí me gusta poner cada tapa debajo de su “dueño”, para que no cojan mal olor y se encuentre fácilmente. Pero como en este caso los tenía bien emparejados, pero con la tapa encima, se los dejé así.

Y por último su despacho de trabajo.

Mientras ella ordenaba los papeles y documentos, yo organicé el material de escritorio y manualidades.

Aquí tuvimos más en cuenta el sentido práctico que la belleza. No podía haber ciertos objetos peligrosos a una altura que el bebé , que ya anda, pudiera coger.

Y las últimas horas las tuvimos que hacer con su hijo presente. Todo un reto para que estuviera entretenido y nos dejara trabajar. Le dábamos los papeles para que los rompiera y tirara a la bolsa de basura. Un destructor de papel muy económico.

Los niños siempre son bienvenidos en mi trabajo. Hay que facilitar la conciliación.

Dedico esta entrada a mi clienta y a su madre en agradecimiento, por haber confiado en mí, por su valentía para dejar entrar a una desconocida en su casa, por haberme cedido sus fotos y por su decisión a la hora de desprenderse de cosas con valor afectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Ana Mª Delgado.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Godaddy que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad