Lo primero a tener en cuenta a la hora de ordenar la ropa de la casa es pensar el espacio de que disponemos y el número de sábanas y toallas.

La foto de arriba es un armario de una residencia de  14 estudiantes. En este caso tenemos espacio suficiente para que quepan dobladas de una forma tradicional.

Estas son de una mujer jubilada que vive con su madre enferma en un piso alquilado con muebles bastante nuevos.

Y estas son las toallas de una abuela con pocos recursos y una casa bastante vieja. En este caso no hemos gastado dinero en almacenamiento. Pero la diferencia es abismal. Estas es la foto de cómo estaba antes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Ana Mª Delgado.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Godaddy que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad