Cuando empiezan los días grises podemos poner un centro de mesa que nos alegre la vista. Este está hecho con piñas y mazorcas.

Este me gustó especialmente y sale muy económico: hojas recogidas en la calle de vuelta del trabajo, nueces que luego se pueden comer y una vela. Todo sobre una bandeja redonda de madera.

Estas son las mismas calabazas que me regaló una amiga, puestas de dos formas distintas. En la foto de la derecha metí unas flores en dos calabazas vaciadas.

Esta la hice para una celebración de un Colegio Mayor con un presupuesto muy bajo. Las ramas y las hojas las recogí del campo y las «rebanadas» de tronco me las cortó el padre de una amiga.

Estas calabazas también me las han regalado este año y están combinadas con piñas, hojas y rebanadas de tronco, sobre un camino de mesa.

Y en este hay además manzanas y media granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Ana Mª Delgado.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Godaddy que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad