Y colorín colorado…

Iñigo

Repasando el blog he caído en la cuenta de que hace mucho que no publico ninguna jaimitada. El protagonista esta vez es Íñigo, que es el pastelero de la foto y  tiene 4 años. No sale su cara y es una pena porque es muy guapo.

Hace dos semanas se quedó a dormir con sus hermanos en casa de los abuelos. Como es el más pequeño, lo acostamos antes que a los demás y para convencerle le dije que le contaba un cuento. Le pregunté:

-¿Te sabes el cuento de Caperucita Roja?

-No

-Érase una vez… y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

-Ahora el de los tres cerditos.

Y aquí empezaron los problemas porque no me acordaba muy bien y él me iba corrigiendo. Cuando terminé, me dijo que se quería ir con sus hermanos. Así que me empecé a inventar uno en que los protagonistas eran él y el resto de la familia. Y otra vez:

-Y colorín colorado…

-No, no se ha acabado. Este cuento es muy largo. Es larguísimo…

En ese momento llegaron a acostarse los demás y pude dejar mi trabajo como “cuentista”.

La verdad es que no hace falta mucho tiempo para contarle un cuento a un niño antes de dormir y les gusta tanto que creo que es una buena inversión.

Un pensamiento en “Y colorín colorado…

  1. !Ay madre mía! No es tan fácil conformarlos, pues siempre quieren más y al final creo que va a ser mejor dejar que sean los niños quienes nos cuenten las las historias , se aburren y se duermen antes, soy muy experimentada en estos avatares. Por si le sirve a alguien. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s