Las profesiones de una madre

2013-01-15 15.53.30

Hace pocos años descubrí un libro que me cautivó y que estoy volviendo a leer: “Gilbert K. Chesterton. La mujer y la familia”. Es de la editorial Styrial y se ha encargado de la edición José R. Ayllón.

Cuando lo vi estaba casi segura de que me iba a gustar porque tanto Chesterton como Ayllón me encantan como escritores.

Hoy quiero copiar unos párrafos de un capítulo. Por si os decidís a comprar el libro, el capítulo se llama “Mujeres torturadas”. El título no me gusta. Yo lo habría llamado “Las profesiones de una madre”. Pero el contenido es magistral:

“En su hogar, una mujer puede ser decoradora, cuentacuentos, diseñadora de moda, experta en cocina, profesora… Más que una profesión, lo que desarrolla son veinte aficiones y todos sus talentos. Por eso no se hace rígida y estrecha de mente, sino creativa y libre.”

“Es la misma Naturaleza quien rodea a la mujer de niños muy pequeños que requieren que se les enseñe, no cualquier cosa, sino todas las cosas. Los bebés no necesitan aprender un oficio, sino que se les introduzca a un mundo entero.”

“Porque decidir y organizar casi todo;  ser ministro de economía que invierte y compra ropa, libros, sábanas y pasteles; ser Aristóteles que enseña, lógica, ética, buenos modales e higiene… Todo esto puede dejar a una persona exhausta, lo que no puedo imaginar es cómo podría hacerla estrecha y limitada.”

“La manera más breve de resumir mi postura es afirmar que la mujer representa la idea de salud mental, el hogar intelectual al que la mente ha de regresar después de cada excursión por la extravagancia.”

“Así es la mujer, y su oficio es generoso, peligroso y romántico. Su carga es pesada, pero la humanidad ha pensado que valía la pena echar ese peso sobre las mujeres para mantener el sentido común en el mundo”.

Supongo que estas ideas no gustarán a las feministas ni a los machistas. Hay hombres muy generosos y mujeres muy egoístas. Pero los que se ocupan de cuidar sus casas y a sus gentes, sean hombres o mujeres, necesitan generosidad.

Un pensamiento en “Las profesiones de una madre

  1. A mi también me gusta mucho Chesterton, y como toda persona inteligente de verdad, valora lo bueno y sabe distinguir lo real y verdadero de lo aparente y falso, solo una persona ignorante no valora el trabajo del ama de casa porque a parte de todas esas profesiones que practica, está siempre en el hogar, y cuando algún miembro de ese hogar llega enfermo, preocupado o de mal humor trata de acompañarle , consolarle y arroparle; los niños y los jóvenes son los que más la necesitan porque son los más vulnerables, solo volviendo a poner su trabajo en el lugar que le corresponde, conseguiremos tener otra vez en casa a las madres ,tias o abuelas, o aquellas personas de confianza que son tambíen familia en un grado mayor que las de sangre que nunca están, o hacemos esto o no tenemos hogar.Ana María Cerviño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s